Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



viernes, 22 de mayo de 2009

El apagón

Esta semana ha estado a millón. Es que he tenido un montón de trabajo. Y al trabajo cuando te cae como un aguacero. A montón y desmedidamente, no se le puede decir que no. Aunque no sea el de tus sueños, es trabajo y basta. Que va hay que aprovechar la suerte. 

El dinero hace falta y si me voy de vacaciones a Cuba, no me puedo ir arrancada tan lejos. Que va no se puede...! Quiero hacer muchas cosas, hay que arreglar el techo de casa de mi hermano. Que tiene unas goteras que cuando llueve es más lo que llueve dentro de la casa que afuera. Es que te digo que cuando escampa sale el sol y en su casa sigue lloviendo. 
Por eso le voy a ayudar. Quiero comprar unas planchas de fibrocen para solucionar el problema de su techo. 

La ida a Cuba me tiene también a millón, pero no quiero hacer planes, porque al final todo siempre es diferente.

Pero eso si.....! voy a mover el esqueleto hasta desarmarlo. Voy a bailar, gozar a lo grande. Empaparme de las nuevas músicas que llegan y yo aquí ni me entero. 

Pero ahora después que ya había echo las maletas, si es que yo las hago con buen tiempo. Pero después que ya están empaquetadas hasta el tope. Tengo que buscar un espacio para las velas. 

Imaginate me tengo que llevar un montón. Duele tener que hacer kilos en velas, pero no me queda otra alternativa. Es mejor precaver que tener que lamentar. Es que dicen que a mi Cuba regreso el apagón.....!

El apagón es un ahorro masivo, aunque no se si sera cierto eso de que regreso el apagón o es una bola del Internet. 

En aquellos tiempos que vivía en Cuba el apagón era algo así como que quitan la luz de diferentes municipios. Cada día le tocaba a un municipio diferente y así nos íbamos pasando el apagón uno a uno, sin que nadie se quedara fuera. Yo a veces lo disfrutara y otras lo sufría al máximo.
Te explicare más detalladamente, el día que se iba la luz en mi reparto algunas veces era una gozada total para mi. 
Me iba a la acera, allí los vecinos se sentaban a esperar el regreso de la querida luz, Cuentos, risas, chismes del barrio.
 
"Que si la mujer del Kike se las puso con el carnicero. Que si cogieron a Juan vendiendo jabón" 

Sin dejar de nombrar los besos a escondidas y mi mama preguntando si alguien me había visto y yo en lo mío. 

Aquí en Noruega una vez se jodió un transformador. El pequeño pueblito donde me encuentro situada geográficamente se quedo sin luz.

Que cosas más triste, aquí si fue bien distinto. Ni vecinos, ni cuentos, ni risas. Los de aquí cayeron en una depresión que tal parecía que seria el fin del mundo. Ya yo estaba ya acostumbrada a esos problemas y lo tome suave. 
Es como que el cubano cuando sale de su tierra ya sale como que vacunado y adiestrado para muchas cosas. Quien dijo que la rotura de aquel transformador me iba a amargar el día. 

Ahora estoy recordando mi Cuba, cuando uno de mis municipios de mi Habana se quedaba a oscuras. Recuerdo que aquellos días con apagón, mi madre refunfuñaba. Ese día ella si que no estaba para juegos. Había que hacerlo todo ante que llegara la noche, es que los apagones duraban un montón de horas.

  • Bañate rápido que ahorita se va la luz, come rápido, termina rápido en la cocina - y pum se fue la luz. 

A mi siempre me cogía a la mitad. Sin pasar por alto el corretaje de mi pobre vieja desconectando el frió, porque si la corriente viene con fuerzas se jode el motor. Y si se jode que problema a tomar agua caliente, se corta la leche, pero gracias a dios los vecinos siempre te ayudan. Toda la cuadra te ayuda y así recíprocamente.

Recuerdo que una vez se jodió el motor del refrigerador. La leche de mi hija en casa de Luisa la vecina de la esquina, el agua en casa de Armando el vecino del costado. El pescado en casa de Abel el vecino del doblar y los huevos en la casa de la vecina al frente. Nada que cuando ibas a cocinar a recorrer todo el vecindario. Por eso mi madre era bien precavida quitando todos los efectos eléctricos de la corriente. 

Cuando llegaba la noche en los días de apagón mi madre, ella se sentaba en su sillón de madera, en aquel portal. Mientras que con su abanico de paja ahuyentaba a los mosquitos.
Esos diminutos criminales que venían buscando una carne para joder un poco, ellos para mi que sabían hasta cuando se iba la luz. Venían a montones a hacernos la noche más cotidiana. 

"Oye que te cuento que no es juego los mosquitos cubanos son tremendos mosquitos. Una inteligencia que para que. Son mosquitos guerrilleros, te cuento que cuando yo y mi esposo vamos a Cuba. Ellos se lo comen a el completico a picadas, lo dejan lleno de ronchas por todas partes. Ni una picadita a mi, ni a mis hermanos. Es como que cuando ven al noruego piensan
Aquí si hay vitaminas. 

Pero bueno volviendo al tema de los apagones. A veces cuando llegaba el dichoso apagón yo me ponía con mi hija a jugar. Si a jugar con el reflejo de la luz que vela hacia en la pared. 
La pared se convertía en el escenario de aquellas figuras que hacia yo con mis manos en el reflejo de aquella diminuta llama. 

Así hacia personajes con mis manos, mis dedos y mi voz cambiaba de tonalidad según pasaba la historia y el apagón. Mi hija se reía de aquella fantasía creada por mi en aquella pared donde el reflejo de mis manos hacían toda una historia para niños ingenuos. 

Como sera ahora, sera cierto que llego el apagón o es solo una bola del Internet. Ya tengo tres paquetes de velas y que salga el sol por donde salga.  

Melba Mercedes Almeida - Azucala

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.