Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



sábado, 25 de abril de 2009

La croquetada de la Maleta



La croquetada de la maleta no es más que la odisea de hacer el equipaje cuando vas de viaje para esa Cuba mía. Pienso que esta croquetada de la maleta como yo le digo es un problema que nos toca a todos los cubanos en especial. 
De verdad que te lo digo, no es cosa de juegos, a mi por lo general me saca del paso por completo. Te has puesto a pensar alguna vez en eso? 

  • Que va...!.

Hay que ser Cubano para entenderlo, vivirlo y gozarlo hasta el final.
Te lo quiero comentar hoy, porque tal vez tu lo vives de otra forma. Si es así, me gustaría que me comentaras que es para ti “La croquetada de las maletas”.

A mi en particular cuando voy a viajar a Cuba ese es uno de los problemas que más me golpea en realidad. 
Ahora pienso ser más explicita para que me entiendas de que forma asimilo, me trago y digiero “La croquetada de la maleta”. A mi me comienza cuando empiezo a planificar mi viaje a esa Cuba de mis sueños.

Te la has pasado todo el año comprando un montón de cosas en rebajas o tal vez cosas que vistes en una tienda. Que te gustaron y las compraste porque le podía servir a fulanito o a menganito como decimos en mi Cuba. Sabes que serian cosas de mucha utilidad en tu tierra y te las quieres llevar contigo cueste lo que cueste, pese lo que pese. Es que todo hace falta en mi Cuba. 

Una brocha, un destornillador, sostenedores, hebillas , una bocina para el carro de fulano que te dijo que si podías y eras tan amable, si no era mucho pedir se la llevaras. Quieres llevarte todo, pero no podemos. 

  • No que va...! 

Porque entonces necesitaríamos un avión para nosotros solos cuando vamos a viajar a esa Cuba de nuestros sueños. 
También estan las cosas para toda la familia. Esa familia que día a día se multiplica y no puedes cambiarle el rumbo. Te llegan mensajes de Cuba cada vez que te sientas delante del ordenador. En los mensajes la familia te esta explicando los nuevos miembros que ya vienen llegando y sus respectivas tallas con números de zapatos. 
También esta el primo, la tía y malanga con todo el puesto de viandas. Es que no quieres olvidar a nadie, deseas en el fondo que todo el mundo quede conforme. 

  • Uhmm....! que todo el mundo quede conforme, eso es algo difícil, pero pruebo al menos.

Hasta te comienzas a recordar de aquellos vecinos con los que tal vez nunca hablaste. Pero te llegan a la mente, no es fácil ese sentimentalismo que nos invade, pero no se puede con tanto sentimiento, porque no hay espacios en las maletas y mucho menos dinero para pagar el sobre peso. Son 10 cuc por cada kilito de más.

  • Hay que abuso....!

Que va es muy dura la historia. Ya sientes que tu cabeza te da vuelta como una gran pelota. En tu mente estan latente las mil incógnitas. Que nadie te las puede descifrar. Yo ya he ido a Cuba barias veces, pero cada vez me parece nueva “La croquetada de las maletas”. No me acuerdo de como fue la vez pasada y sabes que nunca esta igual. La cosa puede ser muy diferente esta vez, porque allá en mi Cuba bella cambian las leyes en un abrir y cerrar de ojos. Esperemos que tenga a mi lado el factor suerte.

  • Suerte.....!

Algunos Cubanos con el verdadero deseo de ayudarme me aconsejan, pero lo que logran es asustarme o congestionarse el celebro por completo. Ellos estan Contándome las historias de la aduana, de las nuevas pesas que no son tan nuevas pero asustan, porque uno nunca sabe como sera al final de la historia. Es que parece que ya se me olvido el royo de la otra vez. También estan todas las cosas a declarar en la aduana. Es que hay que declararlo todo.

Recuerdo que la vez pasada había una Cubana que llevaba un dildo o para decirlo como se dice en mi cuba un consolador de almas sedientas. Pues ella llevaba uno en su equipaje. Hay que lió tuvo, todos venían a ver aquel dichosos aparatico, que manoseo con aquel dildo. Tal vez en el fondo muchos de los que armaron la algarabía en la aduana estaban deseosos de disfrutar aquella maravilla plástica que baila con baterías. Ella tuvo que declarar si seria para regalo o es para uso privado. Que cosas la de mi aduana y los genitales de la cubana.

Ese royo de los artículos personales para tu consumo a mi me asusta mucho.

Ahora me dicen que puedes llevar 10 kg de medicinas, sin que cuente en el peso permitido de el equipaje que son 30 kg. Como me gustaría que los 4 pares de zapatos para mis sobrinos parecieran una aspirina y las batas que les llevo a mi sobrina se convirtieran en pomadas. Así no contarían en el peso . No es fácil la croquetada de las maletas te lo digo que esto para entenderlo hay que vivirlo.

Ya yo se que mis maletas ya estan pasadas, meto más y más hasta que las lleno hasta el tope, pero no importa que pasa después. Ahora en este momento yo soy feliz.

Me siento sobre ellas mientras muevo mi cuerpo presionándola, es como un contacto sexual entre la maleta y yo. Sigo un poco más, más y más hasta poder sentir que el maravilloso siper recorre todo su camino de punta a punta. 
Poder lograr cerrar ese siper que estaba trabado a medio camino no fue fácil. Me esfuerce tanto que hasta sude para al final exclamar satisfecha. 

  • Oh yessssssssss...! 

Lo he logrado el grandioso y delicioso orgasmo entre mi maleta y yo. 

En eso si somos una bestia los Cubanos. Cuando estamos empaquetando a nosotros todo nos cabe en la maleta. No se como lo logramos pero así es.
Es muy difícil escuchar a un Cubano decir tuve que dejar una cosa por que no me cabía. Se le busca espacio, lo aprietas todo, entisas las cosas unas con otras, todo se vuelve compacto y duro como un ladrillo. 

Es una lucha entre las maletas y yo. También esta la otra problemática, los paqueticos que llevas contigo. No quieres decirle a nadie que te vas a esa Cuba bella de tus sueños. Pero lo dices, la alegría es tan grande que se desborda por los poros. Entonces es allí te vienen las preguntas que no quieres oír porque ya tus maletas estan repletas.

  • Me puedes llevar unos paqueticos?
  • Me puedes tirar un cabo y llevarme unas cositas? 

Pero no le puedes decir a los cubanos que no. Coño no quieres que digan de ti lo que ya tu sabes.

  • Que eres Fula, tremenda pesa. 
  • Verdad que ella es una fuera vista. 

Pero los famosos paqueticos, cositas, bulticos. No son más que javitas de 60x60. Con un montón de cositas también bien empaquetadas. Nada te haces el harakiri sentimental y le haces el favor, es el cubanismo que te toca el pecho a todo meter. Te sacrificas por un amigo y aunque no fuera amigo lo haces, porque un favor se le hace a cualquiera. Sabes que el ó ella es de tu tierra y que lo hubieran echo también por ti.

Al final cuando viajas a esa Cuba de mis sueños eres un pulpo, llevas las maletas al tope. Tu equipaje de mano que ya no le cabe más, llevas dos pulover puestos que son para tu hermana, 3 ajustadores, una camisa para tu hermano y un calor por llevar tanta mierda puesta que te mata. 

Tu cartera también a sufrido una metamorfosis terrible.
Que difícil es para mi la croquetada de las maletas, pero nada es una experiencia que tengo que vivir cada vez que me decido a ir a esa Cuba de mis sueños.


Melba Mercedes Almeida - Azucala
Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.