Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



martes, 7 de abril de 2009

7 de abril de 1972

Un día como hoy nació Melba Mercedes Almeida alias Azucala. Hija de Leopoldo Eugenio y Isabel.

En el hospital Clodomira Acostá. Nació la pequeña niña una noche. Recuerdo cuando pequeña le preguntaba a la vieja porque era la más prieta de mi familia materna. Ella me decía porque había nacido bien de noche. Que ingenuos somos cuando pequeños.

Azucala nació con una fisura palatina, pero todo fue bien, fui operada y sobreviví una era más.
Así fui creciendo mientras mi hermano me tomaba de la mano enseñándome lo que era el mundo para el. Aprendiendo de los errores de mi vieja, mientras se encaprichaba en enseñarme los perfectos modales que debía usar. Yo algo rebelde, no quería ser la niña ejemplar, eso no me gustaba.


Acompañado a mi hermana cuando salia a sus citas amorosas. La vieja le decía que me tenia que llevar, porque sin mi no salia. Como si yo con mis diez años pudiera cuidarla mucho de los abrazos de su novio. Fui la chaperona de mi hermana en aquel tiempo eso lo disfrute. Recuerdo que por cada beso que ella se daba con su novio, un caramelo me tenia que dar. Si no le contaba a mi madre que mi hermana no hacia más que besar.

Tengo el recuerdo de mis abuelos que nunca olvidare y la memoria de las tías, tíos.

El tiempo paso, sin yo darme cuenta y ahora estoy aquí recordando todos mis cumpleaños. Mis piñatas, mis perretas, cada lugar en el que he vivido y te diré soy feliz.
Eh logrado casi todos mis sueños pero nunca he soñado cosas imposibles. He vivido cada instante al máximo, aunque me queda mucho por vivir. He conocido buenos y malos amigos pero de ellos he aprendido.

Soy madre y esposa, quien me lo iba a decir.
Hoy me dijeron "Es tu cumple Melba esperamos que ya te pones mas adulta". Si ser adulta significa dejar de vivir cada momento con mis locuras. Quiero ser una niña traviesa por siempre. La chica sin fundamento, como decía ami madre en otros tiempos. Mientras yo le respondía con la mejor de mis sonrisa, mientras le hacia un puchero.

  • Vieja mi fundamento era verde y un chivo se lo comió.

Ahora quiero ayudar a mi hija, tomarla de la mano enseñarla a crecer. Aun me quedan sueños por lograr pero hay una vida por delante y mucho que soñar.

Melba Mercedes Almeida -Azucala

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.