Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



jueves, 11 de junio de 2009

Ahora si se está llenando el bote.

Al parecer conmigo se irán un montón de noruegos, eso me gusta pero también me ataca. Cuando yo llegue a Cuba lo que quiero es solamente hablar español, escuchar español, respirar en español, pensar en español, sentir en español. Mi lengua en mi Cuba se desarrolla cada año y  se crean nuevos modismos. Eso es algo que disfruto al máximo. 

Eso de traductora cuando estoy de vacaciones me ataca. Aunque a veces hago miles de travesuras y les digo que digan cosas que no son y me divierto.   También necesito ver personas en todos los colores. Mulatos,  chinos, morenos, indios, negros, jabados, blancos todos mezclados. Es que aquí la vista se atrofia, todo es blanco, muy blanco y a veces me siento como una mosquita en la leche. Y cuando llega el invierno que te tengo que contar es más que peor. Bueno de nada vale quejarse, fui yo la que lo decidí así al venirme a estos parajes.

Conmigo ahora irá un noruego llamado Gunnar y su hijo Ole. El es un gran amigo mío para decirlo mejor como de mi familia, son bien abiertos y originales. Su esposa no va a Cuba con ellos, pues según ella en el verano mi Cuba es más que caliente. A ella y a su hijo más chico el sol les saca del paso.   
Ya estuvieron en Cuba una vez y no ven necesario que deban volver. Pero a su hijo el mayor Ole a ese le encanto mi Cuba y para mi es un gustazo llevarlo conmigo. Ole ya ha estado en Cuba dos veces, la primera vez cuando tenía 13 años  fueron con una brigada voluntaria de apoyo a trabajar en el campo y en la construcción. En aquel entonces nuestra amistad recién había empezado, sus padres eran mis alumnos de baile. La segunda vez que el visito mi Cuba fue cuando cumplió los 15 años. Esa vez lo pidió de regalo a sus padres y me lo lleve conmigo en el año 2006. Ahora que tiene los 17 se va conmigo otra vez.  Ya ha aprendido algo de español   Como estas? Tengo hambre? Cuánto cuesta? Gracias. Sí y  no. etc.

Lo que si  no sé cómo es que se atreve la esposa del Gunnar a mandar a su maridito solito a tal delirio Habanero, yo nunca lo haría. Tal vez soy algo celosa y desconfiada, pienso que mi Cuba es demasiado sensual para que se vayan solo. Ella ha puesto en mí toda la confianza y yo estaré toreando al señor parte de mis vacaciones. Meterme en eso me da escalofríos. 

Les he remetido un montón de de kilos y como ha ellos por ser turista no lo pesan en mi aduana en hora buena. Cuando llegas al aeropuerto de mi Cuba, es como un laberinto de pre chequeos y más chequeos. Después que te han chequeado hasta el fondillo escucha a alguien que grita ha toda voz como un altoparlante.   

  • Los cubanos para acá.     

Ese es el último de los chequeos. Allí es donde viene el problema mayor. Nos descuartizan poco a poco por cada kilito. Por eso les remeteré toda la carga pesada a los Norueguitos.  

Ahora sí que se está llenando el bote, ayer vino a visitarme a mi casa un amigo noruego y su esposa. Yo me llevo súper bien con ellos. Ahora desean que me lleve a su hijo conmigo a Cuba. El está algo preocupado ya su hijo ha cumplido los 18 años y aun no le ha traído a la casa una chica, solo amigos. A ver quien dice que eso es un problema que manera de amargarse la vida los padres.   

Mi amigo me cuenta que a sus 18 años ya él había pasado por la guillotina unas cuantas mujeres. Joder que manera de sentirse hombres por el tan solo hecho de llevarse a la cama a malanga, sentirse machos solo por el tan solo hecho de un polvo.   

  • A ver y que importa que ha sus 18 años no haya traído ha casa una chica. No hay que follarse a medio pueblo para que los padres estén felices. - le dije.
Su madre sentada al lado de su esposo me comenta mirándome fijamente que ha ella no le importa que no tenga novias. Según  ella argumenta que el es un chico bien maduro para su edad y no esta para enamoramientos. 
Que manía, que perjuicios entonces les dije.   

  • Quieren que Svein les engañe y se engañe el mismo. Quieren que él se case con una mujer por el tan solo hecho que su padre cuándo tenia su edad ya había pasado a varias chicas por la guillotina o quieren que el traiga mil  novias solo porque ustedes lo quieres. Entonces tu serias feliz y el qué? Seria Svein feliz.   

Creo que para un padre debe ser bien difícil hablar de estas cosas con un extraño como yo.  Y si vino a mí a pedirme que me lleve a su hijo a Cuba estará desesperado.   

  • Y quien dice que Cuba le hará cambiar de ideas - le pregunte.    
  • Las cubanas son tan lindas- argumento - tal vez no le gustan las noruegas, mira como se lleva contigo.    
  • Si Svein y yo nos llevamos bien, el siempre me saluda con mucho cariño, pero no de esa maneras que dices. El me trata como una amiga, hablamos sobre todo y no creo que Cuba le cambie la idea, ni el gusto. Ni creo que él tenga un problema. Lo que si no lo comprenden el puede al final escapar y no van a perder un hijo o sí?    

Entonces les conté de mi amigo Luis. Una vez en Cuba tuve un amigo llamado Luis éramos muy buenos amigos y aun lo somos solo que hace mucho no se de él. Luis vivía con su abuela en Guanabacoa, su madre vivía en la Habana Vieja otro municipio de mi Habana.   

Su madre lo atosigaba ha preguntas al igual que su padrastro. 

  • Cuando nos traes ha tu novia?

Un día Luis me pidió que si yo podía ir con él a donde su madre y decir que yo era su novia. Si lo hice para ayudarlo, cada viernes íbamos a donde su madre que me trataba con mucho cariño ya la vez dando un suspiro de agradecimiento a mi presencia. 
Luis mi amigo era feliz por calmar a su madre, yo era feliz por ayudar a mi amigo y muy rica cena que nos preparaba su vieja.   

Paso el tiempo y seguimos mintiendo cada viernes, recuerdo que una vez en el antiguo teatro Tacón en mi Habana vieja al terminar de ver una función de Alicia Alonso  allí Luis conoció al hombre de su vida. 
Nos pusimos hablar los tres sobre la función y de cómo Alicia Alonso seguía tan maravillosa. El encontró el amor de su vida y yo le ayude. Actualmente el no vive en Cuba y no sé si madre sabe la verdad. 
Creo que si la sabe y se hace la de la vista gorda para no aceptarlo. Ella creo que no se ha puesto a pensar cuánto daño le hace a Luis. Y yo creo que me detesta cuando descubrió mi farsa. Pero que iba a hacer Luis era mi amigo.   

Por eso creo que Svein debe ser el mismo hoy y siempre. Y si no ha traído novias ha casa no lo agobies, entiéndelo. Deja que el mismo encuentre su yo no el que tu quieres que él sea. Habla con él, dale tu amor de padre. Tu confianza Con esa condición no me lo llevo a Cuba- le dije- el no tiene ningún problema. Es tu hijo sobre todas las cosas.   

Hace poco una amiga de mi hija se trato de quitar la vida a sus 17 años, porque sus padres no aceptarían jamás sus forma de ser. Que injustos somos a veces y le negamos a una persona, a nuestros hijos el derecho de ser feliz, le negamos el derecho de elegir por si mismo el camino a seguir.  

Publicar un comentario
Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.