Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



martes, 16 de junio de 2009

Mi niña cumple años



Un día como hoy fui mama les diré que esto paso el 16 de junio de 1992. Que rápido pasa el tiempo parece que fue ayer.

Se hacen tan grandes aquellas manitas que yo solía besar una, dos y muchas veces más sin cansarme. Aquellos cachetones que la hacían parecer una pelota se pierden y las rosquitas que se hacían en sus piernitas diminutas ya no están. Ahora es toda una joven bien alta y algo parecida a mí aunque tiene mucho de su padre.

Ahora mi princesa comienza a llegar a la madures y ya se ha enamorado. Recuerdo cuando me trajo a la casa a su novio por primera vez, casi me da un ataque. Qué cosas tiene la vida, la picazón que me daba en el estomago cuando la veía en el abrazadera con su novio. Pero ya me he adaptado y le tengo mucho cariño al chico, hasta le siento mi hijo.
Es que para las madres siempre los hijos son tan pequeños.


Les contare que estábamos pintando la pared de la cocina. A las nueve de la noche un 16 de junio del año 1992 en el municipio playa de la ciudad de la Habana.

En aquel entonces yo solo tenía mis 20 añitos casi acabados de cumplir. Estábamos tratando de dejar todo pintado y arreglado antes que llegara el bebe.
Cuando de momento siento un agua tibia y pegajosa que corre por mis piernas lentamente. Aquello me causo asombro y le digo al padre de mi hija.

  • Creo que me estoy poniendo viejita me hago pipi en los pantalones.

Mi madre en aquel tiempo vivía al lado de mi casa, así que el padre de mi hija fui a tocarle la puerta y contarle lo que me había pasado. Ella que ya sabía de que se trataba y vino a todo grito diciendo.

  • Para el hospital ya has roto la fuente.

Que sabía yo de fuentes rotas si era primeriza, solo tenía la idea que me había hecho después de tantas historias escuchadas. Salimos corriendo de la casa las dos mientras yo aguantaba mi barriga como si tuviera miedo perderla en el camino y me tambaleaba de un lado al otro como un tente en pie.

Como es muy típico a esa hora no aparecía ningún auto que parar, ni tan siquiera un taxi que nos llevara al hospital. Así que nos llegamos a casa de mi suegra, en aquel tiempo ella vivía a una cuadra de mí.
Al verme parada con mi madre en la puerta de su casa aguantándome la barriga entendió la situación, pero Urbana que así se llama la señora muy inmutada me dijo.

  • Yo no puedo llevarte al hospital, me voy para una casa en la playa.

Que mujer, creo que yo no le caía bien del todo. No sé porque, pero era una señora bien alcahueta, ella nunca me pasó. Nunca le hablo a mi hija ni mal ni bien de su familia paterna que ella descubra las cosas por sí sola. Creo que ella misma debe sacar sus propias conclusiones.

Al ver que Urbana no nos podía llevar al hospital porque va para una casa en la playa salimos corriendo para la avenida. Allí mi madre paro una guagua o ómnibus para los que no saben qué cosa es guagua en mi Cuba y le dijo al chofer ha todo grito.

  • Mi hija esta de parto.

Me subí en la guagua con la ayuda de algunos pasajeros y el chofer nos llevo para el hospital materno "Sagrado Corazón de Jesús". En la guagua todos fueron muy atentos, algunos aplaudían, otros hacían su historia de ese momento tan esperado.
Mi madre decía que sería una hembra y yo que sería un barón ya que el ultra sonido me lo dijo. Al llegar al hospital todos me desearon suerte y el chofer con una gran sonrisa le decía a mi madre.

  • Déjeme señora yo ayudo a la barrigona.

Oh el padre de mi hija no estaba conmigo, donde se quedo?. Ah sí ya recuerdo, se quedo en la casa pintando. Al llegar al hospital el doctor de guardia me reviso y dijo si mal no recuerdo que aun no estaba de parto, que sería seguramente en la mañana siguiente.

Me dieron mi cama y quede ingresada en aquel hospital. Quien dijo que yo puedo estar tan tranquila en una habitación en la sala de preparto. Deje a mi mama sentada en el sillón en la habitación de aquel hospital y me fui a caminarlo.

Allí vi algunas mujeres que lloraban sin parar por el gran dolor de las contracciones. Escuche a algunas que gritaban sin parar y decían cosas tan horribles que mejor no las repito. También escuche a un doctor decirle cuatro cosas por sus escándalos.

Aun no me habían entrado los dolores, pero todo aquello me iba asustando. Decidí regresar a mi habitación y dormí un rato. Vino un enfermero a buscarme y me revisaron, me pusieron el monitor para escuchar los latidos de su corazoncito y después me dejaron en observación.

En la mañana siguiente como a eso de las 9 de la mañana vino una enfermera a verme y me dijo con una sonrisa muy amable.

  • Tu no pares ahora me da tiempo a ir y tomarme un café.

Que no paro ahora. Eso se creía ella, saliendo ella por la puerta comenzó mi barriga a contraerse y más pujos. Caballero eso del pujo es del carajo, te viene solo a mi por lo especial me vino solo.

Un pujo tras de otro. Menos mal que entro un estudiante de medicina al verme en mi apogeo se acerco a mí y al mirar la situación dijo

  • Corran esta de parto. Ya tiene la cabeza afuera mama aguante por favor no puje.

Que no pujara quien puede aguantarlos cuando te vienen a montones, verdad que hay que vivirlo para entenderlo.

En ese corretaje entre pujos, camillas, contracciones horribles nació mi hija. Caballero que linda era una cosita pequeñita seis libras y medias. Ahora es más grande que yo.



viernes, 12 de junio de 2009

Hola amigos

Hola amigos ya hoy es viernes y ellos son algo hermoso para mí, me paso la semana completa esperando a que lleguen. Sobre todo hoy viernes quiero mostrarles algo que mi amiga Luna
me obsequio y el cual quiero entregar a siete blog, o tal vez ocho o tal vez todos es que siete sería tan poco.
Como a mi me encantan los cuadros ya yo monte mis bello regalos en uno aquí están.

Otorgados por la dueña del Blog http://poemasycosasdeluna.blogspot.com/



Entrego los regalos:
Un besote ha todossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

jueves, 11 de junio de 2009

Ahora si se está llenando el bote.

Al parecer conmigo se irán un montón de noruegos, eso me gusta pero también me ataca. Cuando yo llegue a Cuba lo que quiero es solamente hablar español, escuchar español, respirar en español, pensar en español, sentir en español. Mi lengua en mi Cuba se desarrolla cada año y  se crean nuevos modismos. Eso es algo que disfruto al máximo. 

Eso de traductora cuando estoy de vacaciones me ataca. Aunque a veces hago miles de travesuras y les digo que digan cosas que no son y me divierto.   También necesito ver personas en todos los colores. Mulatos,  chinos, morenos, indios, negros, jabados, blancos todos mezclados. Es que aquí la vista se atrofia, todo es blanco, muy blanco y a veces me siento como una mosquita en la leche. Y cuando llega el invierno que te tengo que contar es más que peor. Bueno de nada vale quejarse, fui yo la que lo decidí así al venirme a estos parajes.

Conmigo ahora irá un noruego llamado Gunnar y su hijo Ole. El es un gran amigo mío para decirlo mejor como de mi familia, son bien abiertos y originales. Su esposa no va a Cuba con ellos, pues según ella en el verano mi Cuba es más que caliente. A ella y a su hijo más chico el sol les saca del paso.   
Ya estuvieron en Cuba una vez y no ven necesario que deban volver. Pero a su hijo el mayor Ole a ese le encanto mi Cuba y para mi es un gustazo llevarlo conmigo. Ole ya ha estado en Cuba dos veces, la primera vez cuando tenía 13 años  fueron con una brigada voluntaria de apoyo a trabajar en el campo y en la construcción. En aquel entonces nuestra amistad recién había empezado, sus padres eran mis alumnos de baile. La segunda vez que el visito mi Cuba fue cuando cumplió los 15 años. Esa vez lo pidió de regalo a sus padres y me lo lleve conmigo en el año 2006. Ahora que tiene los 17 se va conmigo otra vez.  Ya ha aprendido algo de español   Como estas? Tengo hambre? Cuánto cuesta? Gracias. Sí y  no. etc.

Lo que si  no sé cómo es que se atreve la esposa del Gunnar a mandar a su maridito solito a tal delirio Habanero, yo nunca lo haría. Tal vez soy algo celosa y desconfiada, pienso que mi Cuba es demasiado sensual para que se vayan solo. Ella ha puesto en mí toda la confianza y yo estaré toreando al señor parte de mis vacaciones. Meterme en eso me da escalofríos. 

Les he remetido un montón de de kilos y como ha ellos por ser turista no lo pesan en mi aduana en hora buena. Cuando llegas al aeropuerto de mi Cuba, es como un laberinto de pre chequeos y más chequeos. Después que te han chequeado hasta el fondillo escucha a alguien que grita ha toda voz como un altoparlante.   

  • Los cubanos para acá.     

Ese es el último de los chequeos. Allí es donde viene el problema mayor. Nos descuartizan poco a poco por cada kilito. Por eso les remeteré toda la carga pesada a los Norueguitos.  

Ahora sí que se está llenando el bote, ayer vino a visitarme a mi casa un amigo noruego y su esposa. Yo me llevo súper bien con ellos. Ahora desean que me lleve a su hijo conmigo a Cuba. El está algo preocupado ya su hijo ha cumplido los 18 años y aun no le ha traído a la casa una chica, solo amigos. A ver quien dice que eso es un problema que manera de amargarse la vida los padres.   

Mi amigo me cuenta que a sus 18 años ya él había pasado por la guillotina unas cuantas mujeres. Joder que manera de sentirse hombres por el tan solo hecho de llevarse a la cama a malanga, sentirse machos solo por el tan solo hecho de un polvo.   

  • A ver y que importa que ha sus 18 años no haya traído ha casa una chica. No hay que follarse a medio pueblo para que los padres estén felices. - le dije.
Su madre sentada al lado de su esposo me comenta mirándome fijamente que ha ella no le importa que no tenga novias. Según  ella argumenta que el es un chico bien maduro para su edad y no esta para enamoramientos. 
Que manía, que perjuicios entonces les dije.   

  • Quieren que Svein les engañe y se engañe el mismo. Quieren que él se case con una mujer por el tan solo hecho que su padre cuándo tenia su edad ya había pasado a varias chicas por la guillotina o quieren que el traiga mil  novias solo porque ustedes lo quieres. Entonces tu serias feliz y el qué? Seria Svein feliz.   

Creo que para un padre debe ser bien difícil hablar de estas cosas con un extraño como yo.  Y si vino a mí a pedirme que me lleve a su hijo a Cuba estará desesperado.   

  • Y quien dice que Cuba le hará cambiar de ideas - le pregunte.    
  • Las cubanas son tan lindas- argumento - tal vez no le gustan las noruegas, mira como se lleva contigo.    
  • Si Svein y yo nos llevamos bien, el siempre me saluda con mucho cariño, pero no de esa maneras que dices. El me trata como una amiga, hablamos sobre todo y no creo que Cuba le cambie la idea, ni el gusto. Ni creo que él tenga un problema. Lo que si no lo comprenden el puede al final escapar y no van a perder un hijo o sí?    

Entonces les conté de mi amigo Luis. Una vez en Cuba tuve un amigo llamado Luis éramos muy buenos amigos y aun lo somos solo que hace mucho no se de él. Luis vivía con su abuela en Guanabacoa, su madre vivía en la Habana Vieja otro municipio de mi Habana.   

Su madre lo atosigaba ha preguntas al igual que su padrastro. 

  • Cuando nos traes ha tu novia?

Un día Luis me pidió que si yo podía ir con él a donde su madre y decir que yo era su novia. Si lo hice para ayudarlo, cada viernes íbamos a donde su madre que me trataba con mucho cariño ya la vez dando un suspiro de agradecimiento a mi presencia. 
Luis mi amigo era feliz por calmar a su madre, yo era feliz por ayudar a mi amigo y muy rica cena que nos preparaba su vieja.   

Paso el tiempo y seguimos mintiendo cada viernes, recuerdo que una vez en el antiguo teatro Tacón en mi Habana vieja al terminar de ver una función de Alicia Alonso  allí Luis conoció al hombre de su vida. 
Nos pusimos hablar los tres sobre la función y de cómo Alicia Alonso seguía tan maravillosa. El encontró el amor de su vida y yo le ayude. Actualmente el no vive en Cuba y no sé si madre sabe la verdad. 
Creo que si la sabe y se hace la de la vista gorda para no aceptarlo. Ella creo que no se ha puesto a pensar cuánto daño le hace a Luis. Y yo creo que me detesta cuando descubrió mi farsa. Pero que iba a hacer Luis era mi amigo.   

Por eso creo que Svein debe ser el mismo hoy y siempre. Y si no ha traído novias ha casa no lo agobies, entiéndelo. Deja que el mismo encuentre su yo no el que tu quieres que él sea. Habla con él, dale tu amor de padre. Tu confianza Con esa condición no me lo llevo a Cuba- le dije- el no tiene ningún problema. Es tu hijo sobre todas las cosas.   

Hace poco una amiga de mi hija se trato de quitar la vida a sus 17 años, porque sus padres no aceptarían jamás sus forma de ser. Que injustos somos a veces y le negamos a una persona, a nuestros hijos el derecho de ser feliz, le negamos el derecho de elegir por si mismo el camino a seguir.  

sábado, 6 de junio de 2009

Gracias Brilli Brilli

Muchas gracias a Brilli Brilli el dueño del Blog “Mi vida .. y Paranoias”  por este regalo que me ha dado. Ya lo he puesto en un cuadro y estará para siempre aquí adornado mi el rincón de azucala.

Primeramente quiero darle muchas gracias porque el mejor regalo que me ha entregado que  es su amistad. También quiero decirle felicidades por que ya ha cumplido un añito.

Yo llegue a su blog caminando por este ciberespacio acaramelado donde nos vamos haciendo amigos. De  momento  toque a su puerta y estaba abierta. El me dio la acogida en su rincón y eso me hizo feliz. 

Un beso amigo y muchas gracias.

lunes, 1 de junio de 2009

El verano en ha empezado en su apogeo.

El verano ya viene llegando, ya los cisnes están en el pequeño lago que hay cerca de la casa.
Ellos viven su pequeño romance veraniego entre besos y revoloteos. 
En aquellas aguas que se salpican al chocar con sus grandes alas y enroscan entre si su bello cuello. 

Vez como se acerca a la orilla con su bella figura a darme la bienvenida a su nido de amor. 

Que bella es la madre natura mi dios cuanto la disfruto.   

Las calles de mi pueblo hoy están llenas de gentes que van y vienen como hormiguitas locas de un lado al otro. Ahora muchos pueden reír, hasta te detienen el paso y te saludan con una sonrisa de oreja a oreja y me preguntan.
  • Como estas amiga cubana? Hace tiempo que no le veo.     
Entonces les miro con asombro de tal ceguera y digo.    
  • Pues pienso que usted debería ir a la óptica inmediatamente y hacerse unos espejuelos que tenga el aumentó adecuado para que así  no me pierda de vista. Es que me has pasado por el lado varias veces, en otras estaciones del año y nunca me saluda. A ver porque hoy? Oh es que acaso soy invisible de vez en cuando y me hago visible en el verano.     
Ellos me miran confundidos, como si yo estuviera loca de remate, como si mis conexiones celébrales se hubieran ido a la mierda. Mi esposo ya algo turbado con mi espontaneidad,  rojo como un tomate se me acerca al oído y me dice casi secreteando para que nadie lo escuche.
  • Como puedes decir eso? Estás loca, como es que piensas así.     
Pero es que jode el simple hecho de que los ves todo el año, te han pasado bien pegadito casi piel con piel, en un simple roce y ellos desplazan su vista a otro espacio. 

Vamos que uno no es bobo y se da cuenta. Entonces quieren hoy regalarme un saludo como migajas de alegría cuando llega el verano. 
  • Que no…!, así no me da la gana, no me gustan los amigos ha medias. Me dan escalofríos, me hacen el camino inseguro y me llenan de miedo.    
Es que aquí en este pueblito donde vivo en el más allá no es que sonríen todo el tiempo. Sus sonrisas y saludos varían como las estaciones del año.  Claro yo se que todos tenemos días buenos y malos pero este es otro caso. 
  • Esto que pasa aquí a mí me choca un poco o mejor dicho mucho.    
Quien me va a decir que dejare de reír, de soñar o de amar si llega el otoño. A ver quién me dice que si el frío invierno congela mi cuerpo yo dejaría de sentir. Nunca nada enfriaría mi alma congelando en mi el saludo, el te quiero, él como estas...?. 
Quien dijo que andaría molesta por las calles por culpa de un aguacero torrencial. Cuantas veces no he salido descalza a bailar bajo la lluvia como rana en el charco, chapoteando mientras el frío entume mis dedos y casi que siento que me congelo. 

Me gusta reírme de la vida, eso lo aprendí en mi Cuba. Hacer de ella una comedia tratando de buscar un motivo por ser feliz. Hacer piruetas con la natura que siempre me da mil razones para vivir.

Son un poco extraños acá y te digo más algo que he experimentado. Cada vez que me dicen que un Noruego es raro, pues a mí me parece súper normal. Es que tal vez aquí han perdido la noción de la rareza.   

Pero bueno te iba contando del verano que ya viene llegando ya, los arboles comienzan han despertar. 
Vez como la vida de mis bosques comienza a renacer. Las ramas de aquellos viejos arboles comienzan a llenarse de sus hojas verdes. Que les dan la acogida a las aves que regresan de su largo viaje por el Atlántico. 
Algunas quedaron en el intento, otras lograron sus sueños.
Veo a mi amiga la Gaviota en mi balcón, he llenado mi baranda de migajas de pan. Ella viene cada año aquí. Creo que hasta ya me quiere. 

A veces en las mañanas me toca al cristal de la puerta con su gran pico negro y naranja o tal vez amarillo. 
Nos hemos hecho grandes amigas a veces le cuento historias, mis canciones escritas mientras ella se deleita tomando café de aquella copa dejada intencionalmente para ella. En la mesa del balcón de la casita de madera que hay en el más allá. Amo tanto a mi Gaviota, es tan bella.

La vecina de la esquina una de esas noruegas impertinentes, me llamo muy alterada hace unos días, porque me vio poniendo migajas de pan en el balcón. Para eso si son chismosos. Dice ella que las gaviotas son unos pajarracos odiosos. Que si sigo alimentándolas llegaran más de su especie y cagaran todo el lugar.   
Por un momento la mire, me hubiera gustado que hubiera estado en Cuba para decirle a lo cubano de tu para tu. Pero no estaba en mi Cuba estoy en la fría Noruega. Le dije mirándole a los ojos   
  • Me importa un pito lo que usted diga. Cuando usted me ha saludado, cuando usted ha tocado mi puerta para decirme hola vecina. Sabe que…! La gaviota llego a mi vida y me brindo su bella mirada, su grito de libertad cuando llega a mi balcón. No dejare de echar migajas, ni trocitos de pescados y si usted no le está de acuerdo ese es su maletín y póngale rueditas para que le ruede o si no coma quimbombó para que le resbale con gusto.    
Me miro indignada, con el rostro rojo de la ira, de momento me pareció una rana hinchada por a causa del su sal. Yo lo disfrute mientras seguí mi paso al buzón para buscar mi correspondencia y la hice invisible a mi presencia.   


En mi pueblo se nota la llegada del verano ya veo los balcones llenos de mil flores multicolores, que solo viven en el verano y mueren al llegar el invierno.   

El sol que está calentando y eso hace que la gente aquí este feliz. Allí vez  a los niños que andan con sus globos corriendo de un lado para el otro con una sonrisa contagiosa. 
Ahora ya no hay casi espacio para parquear un auto. Todos quieren estar en el centro. 
Vez como comienzan a llenarse el muelle de votes de diferentes tamaños. 

Algunos con la bandera Alemana, otros franceses, ingleses y noruegos. Llego el verano y con él las vacaciones. Ves que la gente anda en chancletas, chores y camisetas. Han guardado en el escaparate las botas, bufanda, gorros y guantes.   

Mira que uno tiene que usar ropa en el invierno. Si vieras lo que parezco cuando llega la nieve. No puedo casi ni caminar con tanta mierda. Porque aquí si sopla el mono y eso no es cosa de juegos.   

El verano pasado en este mismo tiempo estaba también trabajando en la pizzería de este pueblito. A mí que no me gusta nada la cocina, pero para decir verdad fue una experiencia espectacular. 

Aunque el calor del horno en el verano te lo sientes en los huesos. Sientes que una gota de sudor corre por la espalda y tu sin poder detenerla. Tenía que sacar las pizzas del horno poner otra. Despacha, monta tres pizzas más, de un tipo o del otro. Apúrate que cree se la cola.   

Me hacia recordar mi Cuba cuando viví un tiempo en casa de mi hermano. El tenía un pequeño timbiriche donde el vendía Pizza. Como me gustaba estar en el apogeo. Mientras la gente esperaba por su pizza se hablaba de todo, como me gusta el doble sentido de mi Cuba, de mi gente. Desde el pi al pa que manera, que tiempos.


Pero este año no podre estar en la pizzería estoy con aquello del viaje y me iré lejos de aquí. 
A mi cuba bella para disfrutarla a mi manera. 
Allá donde el verano hace que el sol te bese la piel. Que tus labios queden cuarteados por el salitre. Me iré a mi Cuba, a ese caimán verde en el mar de las Antillas donde el sol hace de él una maravilla.





Melba Mercedes Almeida - Azucala

 

Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.