Me siento a observar el mundo

desde una rama de la ceiba.

Miro los días pasar y me inspiro en ellos.

Adivinando que surco tomar

para perpetrar la más grande utopía

que me queda por lograr.

No lleva mucho consigo,

a su lado está la musa que le mira a los ojos

y seca la gota de sudor.

Un bolsillo rebozado de esperanzas

y un mañana tejido de amor.

Estrofas tomadas del poemario

Poemas de un Güije travieso enredado entre las hojas de un tabaco



domingo, 31 de mayo de 2009

Cosas de sábado


Hola como están…?  Espero que estén bien. Ahora les tengo tanto que contar que no sé ni por dónde empezar.  

Bueno por aquí esta ha sido una semanita bien agitada con muchas sorpresas. Hoy me fui a Luz de Gas radio blog. Una radio que no conocía y que gracias a Mon me entere. Fue bien ameno aunque te digo que forme un caos de película. 
Pues na que apreté un botón y pensé que la estaba escuchando, pero después me percate que realmente era en otro botón donde debía apretar. 
Ya para la próxima se como es. Escuche a Stanley que alegría me dio es como que cuando siente la voz ya los amigos de este ciberespacio se te hacen más cercanos. Y Mon que tengo que decir es un amor que dicha la mía de haber conocido esos dos corazones de este ciberespacio.   

Por lo demás les diré que todo va tomando su rumbo y poco a poco las cosas van volviendo a su lugar. La fábrica no va a cerrar menos mal, le llego un  contrato nuevo, un buen pedido de piezas para BMW y PORSCHE. Así que tienen más pasta para comprar aluminio y continuar haciendo más piezas de autos. Vamos que dios aprieta pero no ahoga y siempre que llueve escampa.   

Yo trabaje en esa fábrica hace un año atrás, he trabajado en tantos lugares aquí en Noruega, que ahorita puedo decir que Azucala brinca, salta y hace maromas como se dice en mi Cuba. Algo que no me molesta en lo más minino ya que para mí es una forma de liberal energías en este pueblo donde nunca pasa nada. Necesito el contacto social para vivir, necesito ese ruido que producen aquellas maquinas porque tanto silencio acaba con mi cabeza.   

Te diré que el trabajo en esa fábrica no era duro, cuantas piezas de auto pasaron por mis manos, lo difícil era el ambiente social. Muy pésimo y muy cargado de falsedad para mí, pero poco a poco supe en qué lugar los tenía a cada uno. Estuve allí dos años, solo trabajaba con noruegas. Éramos seis mujeres y la única diferente yo. Si es que no es lo mismo trabajar con mujeres noruegas que con hombres. 

Ellas es como que te miran con recelo, con miedo, que se yo. Al principio me tocaba bailar con la más fea, pero un día no me falto nada para decir bastaaaaaaaaa……! Y pitar regado como se dice a lo cubano, ponerlas de vuelta y de la puerta para afuera. Pero no se puede hay que mantener siempre la cordura en trabajo hace falta y se paga bien. 
Entonces me decidí a decir lo que pensaba de la mejor forma, sin usar el volumen de la voz, ni mis articulaciones y la cosa mejoro, claro entre comillas. 

Mi esposo que también trabaja en esa misma fábrica me decía que uno tiene que sobrellevar la situación, pero sobrellevando situaciones te haces un almíbar y entonces te conviertes en majar para hormigas.    

Hace un año termine allí porque redujeron la plantilla y claro los últimos que llegan son los primeros que se van.   
Pero hoy muchos en el pueblo estaban contentos por la noticia que la fábrica continuaba. Mi  esposo no cavia de la alegría. Todos temían que fuera a pasar como paso con la fábrica de Tubos Bredero. 


Allí también trabaje, que manera de gustarme en esa fábrica, trabajaba con 15 hombre, solo yo y otra chica éramos las únicas mujeres en nuestra área.   Allí hacíamos tubos inmensos que se usan para el transporte de gas licuado por debajo del mar. Pero en el 2006 desapareció se termino el contrato y a la mierda. Dicen que se llevaron la fabrica ha otro país donde les salía más barato. Tal vez un día regrese eso dicen pero ahora solo me queda el recuerdo de los lindos momentos pasados en aquel lugar. Cuantas travesuras cuantas ideas locas que se me ocurrieron.  

Hablando de alegrías aquí les mando una foto de Miss Lista. Ella ha ganado y esto ha sido un motivo de gran apogeo en este pueblo loco y tranquilo donde vivo.



Bueno ya es tarde ahora tengo que dormir es que se me pegan los ojos y ya no puedo escribir. Un beso amigos mios   

miércoles, 27 de mayo de 2009

La crisis

He tenido unos días a millón y a quien echarle la culpa de mis días atolondrados. Ya sé a quién a la crisis, ella carga con todas las culpas hoy en día. 

Hoy en mi trabajo el encargado de mantenimiento se lamentaba sin parar, porque había llovido toda la mañana. Y también  porque el tiempo que se avecina no será nada fácil. Ya que algunos bancos ya van cayendo  en la nada.   

Pero ya le conozco, se cual es su mal de inconformidades terrenales. Le mire detenidamente mientras le toque el hombro.  Le dije en un tono bien pausado y seriamente  mirándole a los ojos.   
  • Es por la crisis señor mío que no para de llover. No se da cuenta? Ahora ha llegado al cielo y todo andará de cabezas por largo tiempo. Tómelo con calma o quedara en el intento. Sonríale a la vida aunque sea por una vez.    

Me miro sin emitir palabra mientras fruncía el seño. Algo confundido por mi respuesta, pero de algo le sirvió mi comentario. Momentáneamente dejo de quejarse y me miro a los ojos diciéndome en tono desconforme.   

  • Que sabes tú de crisis?    

Que se yo de la crisis, buena pregunta. Esa misma pregunta me gustaría hacérsela a él. Ya que él se la pasa hablando a cada minuto sobre ella y ni tan siquiera la ha párpado.   

  • Que se yo de crisis…! Mucho señor y tal vez nada. Todo puede ser bien relativo, pero la peor crisis que he vivido y vivo es la crisis del alma.    

Le respondí mientras le di la mejor de mis sonrisas y continúe mi camino por aquel largo pasillo. El quedo estático balbuceando palabras que no podía escuchar y no valía la pena perder el tiempo con él. Nunca  me entendería.   

Las crisis están pasando y yo las siento que llegan poco a poco. Ellas se merodean como Juan por su casa a mi lado. Llenándome de nostalgia, haciéndome ver cómo nos destripamos unos a otros sin el menor sentimiento de culpa. Allí mismo me lleno de fuerzas las ataco y les digo aléjense de mí. Ellas me miran y se sonríen mientras se deleitan con mi angustia brindando en la copa de mi alma el vino del dolor. 

Pero para mí la peor de todas las  crisis es la que llamo la crisis del alma.   Cuando vamos quedando vacíos por causa de la avaricia, cuando somos sordos ante la queja, cuando no vemos ya más de donde nuestra vista puede alcanzar. Cuando nos volvemos mezquinos unos con otros por el tan solo hecho de que no nos cae bien o su color no pasa en esta sociedad. Cuando no soy capaz de entender que mi hermano, mi amigo o cualquiera que sea tiene el derecho a pensar. Pero no a pensar lo que yo quiero. Si  no lo que él quiera y a la vez aceptarlo no solo tildarlo por enemigo por no compartir el criterio mío. El juzgar sin ni tan siquiera conocer.   

De la crisis económica te diría, que yo creo que ya sabía vivir con ella  antes que llegara a todo galope. Por eso ya me había preparado para su ataque. No llenándome de deudas impagables. Ni de sueños insípidos que nuca podría lograr.   

Desde que nací en esa Cuba de mis sueños he aprendido a vivir con la crisis. Sin dejar de reír ni dejar de creer en mi yo. Eso es muy importante para vencer todas las crisis que nos trae la vida, creer en ti mismo y saber que lo lograras, porque te lo propones. Y luchas por alcanzar la meta.

Recuerdo cuando escuchaba a mi madre hablar de que no podíamos desperdiciar las cosas, porque seguro que vendrían tiempos duros. Así  crecimos ahorrando. Cuidando lo que teníamos, aprendiendo a ser conformes, aprendiendo a vivir con la crisis y esperando tiempos más duros. 
Allá en mi Cuba si aprendí de la crisis, de las carencias, de tantas cosas sobre todo aprendí a reír.

Mi esposo acaba de llegar a la casa con la cabeza toda contaminada de ideas y miedos por la terrible crisis. Se tumba en el sillón de la sala ya sin aliento, no tiene fuerzas para más. 
Veo que en sus manos lleva una cerveza que comienza a beber poco a poco. 

Quiere ahogar la crisis en el trago y al final terminara gastándolo todo y la crisis  se lo beberá de un sorbo.  

Me cuenta entre titubeos que en  el trabajo le comentaron que por culpa de la crisis reducirían la producción eso conllevaría a una reducción de plantilla.  

Ya está por el suelo su ánimo ha llegado a la casa todo destruido, sabía que sufría por ella. La señora crisis le ronda la mente día a día. Me le acerque cuidadosamente apoyando mis manos sobre su espalda. 
Dándole aliento. El me mira y me dice.   

  • Que vamos a hacer ahora?    

Que vamos a hacer ahora, vivir amor mío, seguir viviendo que la vida tiene sus altas y sus bajas. Para eso hay que estar unidos. Hay que ver la vida a todo color aunque se nos ponga en blanco y negro. 

El no entendía como podía ser tan optimista, es que un país como este se puede tener optimismo porque hay un montón de cosas que hacen la vida fácil.   

Mientras le iba explicando a mí esposo sonó el teléfono de la casa. Un amigo de mi esposo lo llama todo deprimido, está preocupado por la situación existente en su trabajo, porque el destino le ha jugado una sátira adversa. 

El ya tenía una casa bien acogedora a la que no le faltaba nada, pero se antojo hace una semana de otra casa que está a la venta. Tor que así se llama el amigo de mi esposo tomo una dedición apresurada, vendió su casa en un millón y medio. Para comprarse la otra en tres millones para eso tuvo que pedir un préstamo en el banco. 

Ahora llama todo hecho un mal de lágrimas y le pregunta a mi esposo que va hacer si la fabrica lo despide. A mí me dieron ganas de decirle joderte por bruto, por inconforme, por avaricioso. 
Pero no, como decir eso. No podría, pero tampoco tuve una respuesta para él. 

Mi esposo comenzó a hablar con él a darle un montón de ideas y alientos irremediables.   Es que eso se ve mucho acá. Hay personas que solo compran cosas para competir entre si y no porque realmente lo necesiten. 
Como las hay que cada año quieren un carro nuevo. Y nos vamos endeudando hasta los cocotes. Allí en ese momento hay que temer a la crisis. El banco generoso no será más tu bondadoso amigo que esperara paciente a que puedas pagar. 
Entonces es cuando te quedas en el aire por tus ansias locas por tener lo imposible y lo que realmente no te toca vivir.   

La crisis pasara como pasan todo en la vida, hay que llenarse de fuerzas y creer en tu yo. Aquí en Noruega siento que la crisis no está tan dura. El estado ayuda y muy buenos arreglos que tienen.

Pero hay muchos que se hacen ellos mismo la crisis y otros que las crisis se los bebe de un sorbo. 

Melba Mercedes Almeida - Azucala

domingo, 24 de mayo de 2009

Un mango en temporadas




Hay cada mangos que para que les cuento. Si es que son frutas en temporadas, deliciosas y tiernas a la vista de cualquiera.
Fíjense que voy les voy hablar a lo cubano porque si no, no me salen los piropos antes esta obra de la natura.
Mi post de hoy puede parecer algo loco, pero de veras que esto necesita un comentario. Me ha puesto la sangre a millón.
Ayer en el face una de mis amigas puso un pedazo de una telenovela que ha sonado mucho en el más allá “Pasión de Gavilanes”. Allí fue donde salio aquella bella obra galopando. Me quede boqui abierta y de allí un bombardeos de preguntas.

  • Quien es ese papi riquí ?
  • Ui que clase de mango.
  • El mangon de la paqueta.

Al ver a este personaje de sueños de hadas quede fría, en coma, en el delirio de la mente.

Aquel duende que te llevarías contigo a casa sin pensarlo dos veces y después que salga el sol por donde salga. Seguro que con diez ave Marias el pecado es perdonado, eso me decía mi abuelita materna cuando pequeña. Seguro que ahora de grande también funcionaria.


Quede totalmente impactada, el mango es cubano es actor y modelo. Mario Antonio Cimarro Paz.



Con esa sonrisa baila hasta el mono y quien dice que no. Yo no resistiría tal tentación. Que va mi cuerpo no es de madera y si lo fuera el seria mi comején.


En esta foto me siento toda una cenicienta que pierde su zapato, para que el me busque. Que va mejor no me arriesgo. Seguro que no se daría el trabajo y ya se conoce la historia. Que hombre tamaño, porte y que buen aspecto.


Esta foto es un estoy para ti devorame, pero con fuerzas tirarme contra el corten. Ámame a lo salvaje, jajaj que cosas digo. Pero que tu crees que me pasa por la mente.
Estas cosas no son fáciles. Soy casada pero no ciega.




Que me dicen de esta, todo cimarrón escapado de los montes, para hacerle mil cuentos y que hacemos después. Me lo llevaría a donde me pida.



Un beso bajo la lluvia, de esos que dejan loca. De los que en Noruega nadie se atrevería, solo en películas quizás.
Pero en la realidad, en la vida cotidiana aquí jamas lo he visto. Es que hay demasiado tabúes y se la pasan pensando en "si nos ven".

  • Bueno y si nos ven que?
Si ven que nos amamos que? Esa es una de las cosas de la que siempre discuto con mi esposo. Yo soy yo y me gusta ser como soy y basta. Así que si me ven que.



Esto si un mango en temporada, una chambelona al gusto para las niñas lloronas como yo. Que más puedo decir, que parte el alma, desfigura el rostro y me dejas sin aliento el cuerpo. La aspirina para mi migraña. La vida misma en bicicleta.

Esta noche seguro que sueño con el, de veras que esto no lo podía dejar pasar por alto.

Un besote para todos.

viernes, 22 de mayo de 2009

El apagón

Esta semana ha estado a millón. Es que he tenido un montón de trabajo. Y al trabajo cuando te cae como un aguacero. A montón y desmedidamente, no se le puede decir que no. Aunque no sea el de tus sueños, es trabajo y basta. Que va hay que aprovechar la suerte. 

El dinero hace falta y si me voy de vacaciones a Cuba, no me puedo ir arrancada tan lejos. Que va no se puede...! Quiero hacer muchas cosas, hay que arreglar el techo de casa de mi hermano. Que tiene unas goteras que cuando llueve es más lo que llueve dentro de la casa que afuera. Es que te digo que cuando escampa sale el sol y en su casa sigue lloviendo. 
Por eso le voy a ayudar. Quiero comprar unas planchas de fibrocen para solucionar el problema de su techo. 

La ida a Cuba me tiene también a millón, pero no quiero hacer planes, porque al final todo siempre es diferente.

Pero eso si.....! voy a mover el esqueleto hasta desarmarlo. Voy a bailar, gozar a lo grande. Empaparme de las nuevas músicas que llegan y yo aquí ni me entero. 

Pero ahora después que ya había echo las maletas, si es que yo las hago con buen tiempo. Pero después que ya están empaquetadas hasta el tope. Tengo que buscar un espacio para las velas. 

Imaginate me tengo que llevar un montón. Duele tener que hacer kilos en velas, pero no me queda otra alternativa. Es mejor precaver que tener que lamentar. Es que dicen que a mi Cuba regreso el apagón.....!

El apagón es un ahorro masivo, aunque no se si sera cierto eso de que regreso el apagón o es una bola del Internet. 

En aquellos tiempos que vivía en Cuba el apagón era algo así como que quitan la luz de diferentes municipios. Cada día le tocaba a un municipio diferente y así nos íbamos pasando el apagón uno a uno, sin que nadie se quedara fuera. Yo a veces lo disfrutara y otras lo sufría al máximo.
Te explicare más detalladamente, el día que se iba la luz en mi reparto algunas veces era una gozada total para mi. 
Me iba a la acera, allí los vecinos se sentaban a esperar el regreso de la querida luz, Cuentos, risas, chismes del barrio.
 
"Que si la mujer del Kike se las puso con el carnicero. Que si cogieron a Juan vendiendo jabón" 

Sin dejar de nombrar los besos a escondidas y mi mama preguntando si alguien me había visto y yo en lo mío. 

Aquí en Noruega una vez se jodió un transformador. El pequeño pueblito donde me encuentro situada geográficamente se quedo sin luz.

Que cosas más triste, aquí si fue bien distinto. Ni vecinos, ni cuentos, ni risas. Los de aquí cayeron en una depresión que tal parecía que seria el fin del mundo. Ya yo estaba ya acostumbrada a esos problemas y lo tome suave. 
Es como que el cubano cuando sale de su tierra ya sale como que vacunado y adiestrado para muchas cosas. Quien dijo que la rotura de aquel transformador me iba a amargar el día. 

Ahora estoy recordando mi Cuba, cuando uno de mis municipios de mi Habana se quedaba a oscuras. Recuerdo que aquellos días con apagón, mi madre refunfuñaba. Ese día ella si que no estaba para juegos. Había que hacerlo todo ante que llegara la noche, es que los apagones duraban un montón de horas.

  • Bañate rápido que ahorita se va la luz, come rápido, termina rápido en la cocina - y pum se fue la luz. 

A mi siempre me cogía a la mitad. Sin pasar por alto el corretaje de mi pobre vieja desconectando el frió, porque si la corriente viene con fuerzas se jode el motor. Y si se jode que problema a tomar agua caliente, se corta la leche, pero gracias a dios los vecinos siempre te ayudan. Toda la cuadra te ayuda y así recíprocamente.

Recuerdo que una vez se jodió el motor del refrigerador. La leche de mi hija en casa de Luisa la vecina de la esquina, el agua en casa de Armando el vecino del costado. El pescado en casa de Abel el vecino del doblar y los huevos en la casa de la vecina al frente. Nada que cuando ibas a cocinar a recorrer todo el vecindario. Por eso mi madre era bien precavida quitando todos los efectos eléctricos de la corriente. 

Cuando llegaba la noche en los días de apagón mi madre, ella se sentaba en su sillón de madera, en aquel portal. Mientras que con su abanico de paja ahuyentaba a los mosquitos.
Esos diminutos criminales que venían buscando una carne para joder un poco, ellos para mi que sabían hasta cuando se iba la luz. Venían a montones a hacernos la noche más cotidiana. 

"Oye que te cuento que no es juego los mosquitos cubanos son tremendos mosquitos. Una inteligencia que para que. Son mosquitos guerrilleros, te cuento que cuando yo y mi esposo vamos a Cuba. Ellos se lo comen a el completico a picadas, lo dejan lleno de ronchas por todas partes. Ni una picadita a mi, ni a mis hermanos. Es como que cuando ven al noruego piensan
Aquí si hay vitaminas. 

Pero bueno volviendo al tema de los apagones. A veces cuando llegaba el dichoso apagón yo me ponía con mi hija a jugar. Si a jugar con el reflejo de la luz que vela hacia en la pared. 
La pared se convertía en el escenario de aquellas figuras que hacia yo con mis manos en el reflejo de aquella diminuta llama. 

Así hacia personajes con mis manos, mis dedos y mi voz cambiaba de tonalidad según pasaba la historia y el apagón. Mi hija se reía de aquella fantasía creada por mi en aquella pared donde el reflejo de mis manos hacían toda una historia para niños ingenuos. 

Como sera ahora, sera cierto que llego el apagón o es solo una bola del Internet. Ya tengo tres paquetes de velas y que salga el sol por donde salga.  

Melba Mercedes Almeida - Azucala

jueves, 21 de mayo de 2009

Hoy quiero






Hoy quiero darle un regalo a unas personas que admiro y quiero porque poco a poco se van metiendo en mi corazoncillo azucarado. Dándome alegría en sus historias. Haciéndome reír, vivir y olvidarme por un momento de mis nostalgias.



También al blog de una Cubana que comezó hace poquitin y quiero darle un poco de aliento

Estos regalos me los entregaron dos amigas Elisabeth y Seda.

sábado, 16 de mayo de 2009

Ángeles del ciberespacio

Ángeles del ciberespacio.

Hoy quiero mostrarles un bello regalo que recibí de un buen amigo de este ciberespacio acaramelado Stanley KowalskiDueño del blog que les invito a visitar http://historiascalidas.blogspot.com/ yo lo disfruto con mucho gusto espero que ustedes no se lo pierdan. Gracias amigo muchas gracias.

En este mundo del bloger en el que he comenzado a dar mis primeros paso. Aquí en este ciberespacio acaramelado voy sembrado en cada rincón aquella semilla tan pequeña llamada amistad. 
Esa bella semilla que crece cada día y ya se hace una bella flor. Haciéndose hermosa y una de la más bellas de las flores que adornan mi yo. 
Cuando la amistad florece, los pasos por la vida se hacen más ligeros ya que están llenas de los adorables ángeles del ciberespacio. Que son personas que sienten y viven la vida como yo. 
Sin olvidar de entregar un poco de amor.

La flor de la amistad para mi es la más bella que puede haber en mi jardín, unos de mis más valiosos tesoros. Se alimenta con cada gota de cariño que veo en las palabras que me regalan mis amigos, con gestos, con amor, con paciencia y compresión y sobre todo con mucho aliento tejidos con hilos de buenos amigos.

Al recibir este regalo de Stanley Kowalski. llore, pero fue una lagrima placentera y de agradecimiento a la vida. Por darme la bella oportunidad de conocer este maravilloso amigo que aunque muy lejos de mi se que esta conmigo. Ya que mis amigos van en mi corazón siempre conmigo. Gracias por tan bello regalo.


Melba Mercedes Almeida - Azucala

Visa familiar


Visa familiar

Al terminar mi trabajo fui a caminar un rato por estos parajes desolados, tenia a que darle un orden a mis ideas. La vida continua y no podemos hacer nada por detener su paso.

Entonces me decidí a llamar a mi amiga Eugenia, es que la vida en estos contornos va tan deprisa que no tenemos tiempo a veces para hablar.

Hoy necesitaba contarle de mis sueños, sobre aquel viaje que di a Berlín y hablar de la perdida que me tiene hace unos días acongojada y saber como van sus preparativos de viaje para esa Cuba de mis sueños.

Ella es una amiga mía cubana, muy especial para mi. Ella es de esas cubanas que siguen siendo muy natural a pesar de vivir muchos años fuera de su querida patria. No ha cambiado en nada.

Te la voy a contar un poco sobre ella para que te hagas una idea. Eugenia viene de la Habana como yo. Su madre es de Santiago de Cuba. Una guajira campechana, rebelde. Demasiado exigente para Eugenia pero su madre. Su padre también es de por allá, pero por cosas de la vida terminaron encontrándose en la Habana y allí nació ella.

En el ceno de una familia humilde, claro todo es relativo todo esta en lo que es la humildad para ti. Pero para mi la humildad es poder amar a todos sin importarte estados sociales, sexuales o políticos. Ser una persona sencilla en todo el sentido de la palabra.


Pero no es de mi que te voy hablar es de Eugenia. A ella le gusta escribir, tal vez un día publique la historia de su vida. Yo también amo escribir aunque no soy escritora. Escribo poemas, historias de mis amigas como la de Eugenia y en ellas van parte del reflejo de mi vida.

Ella lleva años viviendo aquí, se vino ha estas tierras frías y desoladas hace años. Lo que trajo a Eugenia aquí no fue un problema político, ni una necesidad económica. Creo que se fue huyendo de la sobre-protección a la que su madre la tenia sumida.

Eso si ella no es ciega, sabe de las carencias de su Cuba. Aunque siempre me dice que tiene muchas cosas que agradecerle a su tierra.

Eugenia vive en este mundo sin pensar que el mundo piensa o tiene que decir de ella, pero a veces le duele el mundo que la rodea.

Ella también ira a Cuba en estas vacaciones. Hay que hacer algunas cosas antes de viajar, por ejemplo los tramites de la visa familiar para nuestros respectivos esposos.

Al llamarla me contó su experiencia vivida en el dichoso papeleo. Aquí va su historia.

Azucala te contare que fui a la embajada hoy porque tenia que arreglar algunas cosas.

O mejor dicho para llamarlo por su nombre a lo Cubano el “PAPELEO”. Solicitar la visa familiar para mi esposo. Renovar el pasaporte de mi hija y el mio.

Todo tiene que estar en Orden antes de viajar a Cuba. Porque de no ser así te (complicas en un cuarto de tierra). Mi esposo necesita la visa familiar. Para poder vivir en casa de mi familia. De no tenerla si alguien de momento da un chivatazo. Es tremenda candela y si la policía lo coge viviendo en casa de mi madre sin papeles por casualidades de la vida. Es un problema de los grandes.

Yo ya había pedido un turno por teléfono en la embajada de ante mano. Llame hace una semana atrás por teléfono. Para estar segura que no daríamos el viaje en vano a Oslo. Porque de mi casa a la embajada es un buen tramo.

Para colmo de males ahora cambiaron la cónsul. Esta se llama Angustia, no se ni que decirte sobre esta señora.

La cónsul que había anteriormente me gustaba mucho más. -me contaba Eugenia - Teníamos más afinidad, verdad que era mucho más explicita en sus respuestas. Amable, respetuosa, educada te podía regalar mil sonrisas que tanto te hacen falta para apaciguar el malestar que causan los precios que tiene uno que pagar por la dichosa visa familiar o el pasaporte. Es que los precios suben de una manera escalofriante y el dinero aquí no cae del cielo. Con una sola palabra la ex cónsul era una verdadera representación de mi país. Pero esta que llegó nueva para mi..! realmente tiene un aire de despiste total.

Todo lo a cambiado como de la noche al día. Nunca puede responder al teléfono. Si responde te deja a medias. Da respuestas totalmente incoherentes y sin ton ni son te manda a la mierda. A veces me dan deseos de saltar por el teléfono. salir por el auricular agarrarla por el cuello y decirle.

    A mi usted me respeta coño, que usted no me conoce”.

No, no puedes perder la ecuanimidad. Si me vieras contando del uno al diez para no perder la paciencia. Calmate muchacha, me digo a mi misma. Recuerda que tu no eres igual que ella. Si te la hechas de enemiga todo seria mucho peor.

Bueno ya se ira adaptando. Al final seguro que es bien eficiente. Aunque lo dudo, porque el que nace para burro del cielo le cae la carga. Pero lo que más me jode en todo esto, es que cada vez que la llamas para hacer una pregunta.

    Esperate chica...! que no es tan fácil hablar con ella.....!.”

Pero si es que logras localizarla. Si te pones dichoso y la encuentras. Pero si la capturas después de mil llamadas al consulado. De dejar montones de mensajes en el contestador. Entonces das con ella, muy sutilmente te responde molesta por aquel teléfono.

  • Toda la información que necesitas la encuentras en las paginas de la embacuba en el Internet.

Que coño sabe ella si tengo Internet o no. Tal vez en el Internet no entendí ni papa. Ya que en la en la pagina web que ella aconseja a todos que debemos mirar. Cuando aprietas el dichoso botón de tramites consulares.

    Que crees que pasa? Imagina.”

Pues na. Te sale la pantalla en blanco unas pequeñas letras que te dicen.

    This Page is Not Found”.

Nada que la pagina que usted busca no existe. Ella no puede entender que si me e tomado el trabajo de llamar. Es porque yo quiero que ella me esplique más detalladamente.

Llegamos a la embajada de Cuba. Es un edificio de estilo antiguo. Me recuerda a mi Habana y sus estructuras coloniales. Pero no es mi Habana, aquí todo esta más ordenado. No hay vecinos asomados al balcón. Ni el olor a verano de mi tierra mezclado con salitre.

Abrimos la reja que esta pintada de negro. Atravesamos todo el jardín y allí esta el pequeño cartel que dice.


Embajada de Cuba”
Horario de atención al publico : Lunes a viernes de 09.00
hasta 12.00
El horario de la Embajada es de lunes a viernes de 09:00 a 15:00 horas.
Su llamada telefónica será atendida entre las 12:00 y 15:00 horas


Después de a ver leído el cartel nos acercamos a la puerta. Me decidí a tocar el timbre. Probé varias veces. Pero nadie habría.

    Ya veras” que se le olvido a la cónsul que hoy teníamos turno. No lo puedo creer”.

Es que nuca se sabe que puede pasar.

    Después de ese viaje tan largo allí. Si no hay nadie te juro que la Angustia me iba a escuchar”

Pensé en mis adentros, porque si lo decía en voz alta mi esposo caería en depresión total y yo no me quería predisponer.

Pero no me doy por vencida, no señor mio no he dado este viaje en vano. Nos sentamos en un pequeño banco de madera situado a un costado de la puerta de la embajada. A mi lado mi esposo que ya comenzó a impacientase. Encendí un cigarrillo para relajarme un poco. Pasado unos 30 minutos de espera volví a tocar el timbre. Espere unos minutos y insistí nuevamente.

Escuche unos pasos ya se abrió la dichosa puerta. Mi esposo se levanto de aquel banco de madera, corrió en dirección hacia la puerta. Como con miedo a que desapareciera de su vista aquel señor que nos miro con asombro. Como preguntándose que queremos.

  • Buenos días - nos dijo - que desean?

  • Nosotros tenemos turno hoy a las 11 de la mañana con la cónsul.

  • Espere un momento. Están seguros?

  • Claro que estoy segura. - le dije.

  • Me dice su nombre por favor?

  • Eugenia.

  • Espere un momento por favor.

Aquel hombre de estatura mediana y piel morena se pierde por un largo corredor. Como se le ocurre preguntarnos si estamos seguros. Estará loco ó que. No pensara que me e dado este viaje solo porque estoy jugando ó porque deseo ver su rostro.

Desdé la puerta semi abierta puede ver mi bandera Cubana. Mi corazón latió con más fuerzas, en esos momentos estuve casi en territorio Cubano. Eso me hizo feliz.

Tuve la mala espina que nos habíamos dado este viaje en vano. Tengamos mente positiva me repetí una y otra vez en mis adentros. Después de unos segundos de espera regresa aquel hombrecillo. Esta ves nos sonríe y nos invito a pasar.

  • La cónsul les recibirá en unos minutos. - me dijo.

Por su asentó al hablar me doy cuenta que no es Cubano. Pero latino es, de eso no me cabe la menor duda, por el color de su piel y aquel deje de mi lengua Española. Esperamos unos minutos más, que fueron para mi una eternidad. Vedad que la cónsul me altera, el día menos pensado me va a conocer.

  • Adelante ya puede pasar - me dijo aquel desconocido. Mientras interrumpe mis pensamientos y me indico el camino. - la cónsul les espera.

Entramos a la oficina situada a la derecha. Veo un escritorio llenos de papeles, como para dar la impresión de que están abarrotados de trabajo. En la pared del fondo una foto del Che acompañado de Fidel. A su derecha tienen una computadora de un color gris. En la izquierda al lado de mi bandera. Unos estantes de metal, que cada uno contiene 5 gavetas inmensas. Seguí recorriendo mi vista por aquella oficina hasta llegar a la cónsul.

Allí ante mis ojos detrás de aquel escritorio. Como escondida entre el reguero de plumas y papeles. Esta la dichosa Angustia. Con unos espejuelos que descansan sobre su nariz. Al fin la veo en persona, me miro y me dijo.

  • A ver tengo 5 minutos para ti y ya has usado dos de ellos. Te quedan tres.

No puedo creer que este hablando en serio. Eugenia calmate me dije a mi misma una vez más. Esta vez no puedo perder la ecuanimidad. La mire mientras le entregue la más sutil de mis sonrisas y le dije bien calmada.

  • Vengo a solicitar la visa familiar de mi esposo y la renovación de los pasaportes de mi hija y el mio.

  • Trajo todo lo que necesitamos?

  • Si, eso creo. Traje todo lo que el señor me dijo por teléfono.

  • A ver dame los papeles.

Le entregamos las plantillas ya firmadas. Ya yo las había rellenado en casa de ante mano. Para no perder tiempo, las fotos, nuestros pasaportes y el dinero. Hay el dinero como cuesta todo este rollo. Ella tomo todas las planillas en sus manos, las miro una por una. Lo reviso todo detalladamente cuando ya se convenció de que todo estaba en orden me dijo.

  • Ahora debe esperar.

  • Pero cuanto tiempo?, Es que nosotros no vivimos aquí en Oslo.

  • Oye esto es sin apuro calma. Que todo lleva tiempo.

Nunca e visto cosa igual. Que mujer más insoportable como es capaz de decirme oye. Deberás que no hay química ente nosotras. Ella me cae mal y yo siento que ella no me rueda.

Esperamos aproximadamente una hora y unos 45 minutos. Pero esta vez en una saleta pintada de un amarillo tierno. Aquellas ventanas de puntal alto. Que permiten que el aire circule, para no correr el riesgo de morir intoxicados por aquel toxico de carbono llamado Angustia.

    Demos gracias a dios que no nos dejo esperando hasta por la tarde”

Pienso en lo más profundo de mi ser. Uno nunca sabe con la que te puede salir esa mujercilla del infierno. Al pasar un rato nos llama nuevamente a su oficina. Ya al parecer todo estaba en orden, nos entrega todos los pasaportes. El de mi esposo con la visa familiar, la prorroga de los otros dos. Ahora el pasaporte de mi hija y el mio están vigente hasta el año 2010.

Angustia me mira fijamente mientras me sonríe. No sabia que podía reír, me parece tan amargada. Llena de frustraciones sentimentales y sexuales. Sus ojos me recorren de arriba hacia abajo, de una forma algo arrogante y pendenciera.

  • Ya esta todo en orden? - le pregunte con la desesperación de abandonar aquel lugar. Quería salir de su vista. No valla a ser que sufra alguna alergia en mi piel.

  • Si aquí tienen todo. El pasaporte del señor con la visa familiar, aquí el suyo y el de su hija con las prorrogas. - me explico mientras me los entrega uno por uno en la mano.

  • Ya nos podemos ir para Cuba corazón. - le dije a mi esposo, que se encontraba parado a mi lado sin decir palabra alguna. Después dirigí mi vista hacia ella diciéndole - Muchas gracias Angustia.

  • Eugenia este es su segundo esposo Noruego? - me pregunto la cónsul. Cuando ya me ponía en marcha para salir de aquella oficina.

  • Si - le respondí deteniendo mi paso. Y virando mi rostro hacia ella y le pregunte - Porque?

  • Porque ustedes las Cubanas cambian de marido como mejor les parece. Sin contar con las autoridades Cubanas en lo más mínimo.

  • Que...?

No dije nada más. Aquella pregunta me a dejado estupefacta. Ella no va a empañar mi felicidad, de cuando acá tengo que contar con Cuba para males de amor ó es que también me van a controlar mis ovarios.

La mire fijamente mientras camine en dirección a ella, apoye mis manos sobre aquel escritorio. Pensé unos minutos y le dije.

  • Yo le informe a la embajada sobre mi boda. Tal vez si lee en mi expediente lo encuentre. Allí encontrara toda la información que necesita. Pero descuide Angustia que la llamare tan pronto mi esposo y yo discutamos. Cuando hagamos el amor y me goze de pies a cabeza. Cuando me sienta sola. Cuando la nostalgia me embriague el alma. Si eso la hace feliz.

Me miro fijo, pero solo unos segundos. No pudo contener su mirada en mis ojos. Como si entendiera que se le fue la mano en su pregunta. Me marche antes que perdiera la cordura. Me vino a la mente aquel refrán que mi abuela siempre me decía.

    A palabras necias oídos sordos”

Le doy las gracias. Aunque realmente me gustaría decirle a la cónsul lo que realmente pienso de ella.

    Eres un bochorno. Una grosera insoportable. No te resisto Angustia.”

Pero no! No..!. Tu no eres igual que ella.

Seguro en el fondo es una bruja amargada. Ella me hace ver como si el echo de que yo viva aquí en Noruega fuera mi pecado, mi condena. Ella esta llena de frustraciones sentimentales y sexuales, esta llena de (sarza y engañoso verdor). Mejor no decirle nada más. Para que?. Seria perder mi tiempo y no somos iguales. Ni ella ni yo ella nunca entendería.


Melba Mercedes Almeida - Azucala


lunes, 11 de mayo de 2009

Vive


La vida es maravillosa, solo que hay que buscarles los matices. 
Puede ser una pesadilla si no te atreves a soñarla del todo. 
La vida se alimenta de la confianza que tengas en ti mismo. 
Vive a todo color, mientras te quede tiempo y olvidate un poco del mundo, el nunca estará conforme contigo.

Melba Mercedes Alemida - Azucala

sábado, 9 de mayo de 2009

Mi Pipo



Antes que todo quiero decir que padre no es aquel que crea solamente, padre es aquel que te forma, que da aliento, que enseña el camino a seguir. Un padre no tiene que ser biológico para ganarse el honor de ser llamado padre y ser querido como tal.

Hoy se ha marchado una de las personas que mas he amado en la vida. Mi Pipo, mi amigo, mi padre compartido, mi guardaespaldas de fiestas juveniles y guardador de secretos míos. 
Mi Pipo fue aquella persona con la que he compartido grandes momentos de mi vida.

Yo he tenido la dicha de tener dos padres en mi Cuba. Uno biológico y uno que me lo regalaron. Tal ves por ser una niña buena o quizás por ser una consentida y le agradezco a la vida por tanta dicha. 
Pero la muerte me los ha quitando poco a poco uno a uno, ya los dos se han ido y me duele que me quedado sin papis y sin pipos que jueguen conmigo o que me digan te quiero cuando creo que todo esta perdido.

Yo Melba Mercedes Almeida Guevara hija de Eugenio Almeida Bosque tuve la dicha de tener un Pipo. 

La historia es bien complicada hay que contarlas por partes para que no se pierda el hilo o mejor no te la cuento completa porque es tremendo lío y hoy no estoy de humor para eso.

Pero si te digo que mi pipo fue el padre de mis dos hermanos mayores. Que estuvo a mi lado en muchos momentos o para decir mejor en todos. Con mi pipo hacia todo lo que me venia en gana, podía ser una niña antojada y malcriada. Con mi padre no había juegos, para el todo tenia que ser perfecto.

Tengo tantas anécdotas de mi Pipo en mi mente grabada. Cuantas veces le di gracias a dios por tener a ese Pipo mio a mi lado, que me dio ese cariño de padre que me faltaba de vez en cuando. Que me sacaba en las tardes a pasear. 
El que le traía turrones de coco y las bolas de cacao. De sus largos viajes interprovinciales a Santiago de Cuba. El que me regalaba cajas de los peters Baracoa que mi madre escondía debajo de la cama. 

El Pipo de Melba era chófer de ómnibus interprovinciales. El trato de darme a mi y a mis hermanos lo mejor. Sin hacer nunca la mínima diferencias entre nosotros. Pero en el fondo coño. Siempre añore que mi padre, el que me hizo hubiera estado conmigo, como lo hizo Pipo. 

Pero el estuvo algo ocupado en quehaceres de trabajo, no lo juzgo, ni lo critico, el también se marcho como mi Pipo a ese mundo lejano.

Ahora la nostalgia me ha llenado. La añoranza por aquello que tuve se desborda de mi corazón. Es que uno esta tan lejos de ellos y de momento se van sin que pueda decirles mi ultimo adiós.

Hoy Cuando sonó el teléfono y escuche a mi hermana mayor decirme. Que del otro lado del mundo mi Pipo se fue. 
Llore, coño yo lo quería tanto y no se si se lo dije aunque creo que si. 

Ahora en este momento miro su foto y recuerdo a mi Pipo buscándome a la escuela. Llevando mi mochila mientras yo corro y grito, hago mil muecas me siento en el piso y le digo. 

  • Pipo no camino si no me compras un helado, no camino. 

También recuerdo aquellas fiestas que hacíamos en la escuela, mi Pipo le decía a mi madre que me dejara ir que el me cuidaría. 
Que plan el de mi Pipo y el mio. Mis amigas esperaban en el parque a tres cuadras de la casa. De allí nos escapábamos a la fiesta y mi pipo me esperaba en aquel banco a que yo regresara. Sin que mi madre se enterara de que fui sola. Pobre Pipo cuantos sábados espero por mi en aquel banco para que yo me pudiera divertir.

Hoy se a marchado mi pipo 

como me duele saber 
que cuando regrese a mi tierra
el no estará conmigo. 
Que voy a hacer cuando me siente 
en aquel portal de aquel barrio 
y no este el para reír a mi lado.

Hoy se ha marchado mi pipo 
llevando su cuerpo a un mundo desconocido 
pero se que su espíritu a quedado conmigo. 
Para protegerme con un beso 
y darme aliento cuando me sienta que todo esta perdido.

Hoy se ha marchado mi pipo, 
aquel padre prestado. 
Aquel fiel amigo que compartía secretos conmigo. 
Su cuerpo yace en un lugar de la Habana
mañana sera su entierro. 
Y yo no podre verlo. 
Como me duele la vida, 
como me duele el dolor 
de haber perdido a ese pipo 
que tanto me dio. 
Me dio una sonrisa en mis pasos por la vida 
y por darme me dio más que amor. 

Mi pipo, ese padre que no era el mio. 
Pero cuando salia de paseos con mis hermanos 
me llevaba también consigo. 
Mi pipo no el biológico 
sino el pipo de mis hermanos 
pero que yo también lo sentía mio. 

Mi pipo, mi amigo, mi padre compartido, 
mi guardaespaldas de fiestas 
y guardador de secretos míos. 
Me duele que me voy quedando 
sin papis y sin pipos que jueguen conmigo 
o que me digan te quiero cuando creo que todo esta perdido.


Melba Mercedes Almeida - Azucala 


miércoles, 6 de mayo de 2009

Niños, jóvenes que un día serán adultos

Niños, jóvenes que un día serán adultos

Nuestros hijos, esos niños que crecen y se van haciendo jóvenes sin que nos percatemos. Y de repente ya cuando cumplen los 15 años ellos se creen que saben un cojonal del mundo.

De este mundo que ni nosotros que ya somos mayorsitos sabemos ni la mitad. Es que nos queda tanto por saber de la vida, que el tiempo se nos hace muy corto para eso.

Si es verdad eso, de que ellos con 15 añitos se creen ya muy sabiondos o sabiondas. Comienzan a presumir que lo saben todo mucho mejor que tu. A pesar de que ya uno lleva un tiempo viviendo y ellos estan solamente empezando a vivir ahora.

Es que lo noto a veces cuando le voy a explicar algo a mi hija sobre la vida. Ella algunas veces me responde “Ya eso lo sabia mami, antes de que me lo dijeras”. Que bella e ingenua es la inocencia de esos pedacitos de nuestras vidas, que tan de prisa crecen. De repente sin que nos percatemos ya son hombres y mujeres. Que un día volaran del nido, para iniciar una vida por si solos y amar.

No se ni que decirte de la edad del desarrollo. Es como para mandarse a correr. Hay días que tengo decesos de alarme los pelos y salir corriendo al instante, pero no puedo. Solo me queda llenarme de paciencia y contar del uno al diez. Dedicarle una sonrisa y decirle una vez más, lo mucho que le quiero.

Aunque tienes deseos de decir bien alto

  • NO RESISTO ESTE REGUERO COÑO.....!

Pero no se debe gritar, aquí no se permite. Eso puede traumatizar las hormonas del niño, el grito altera......! paciencia, relajate ….! 1,2,3..10 no hay más números que contar y ahora que hago hummm.....!

Sobre todo cuando ya el reguero de ropas en el suelo se le hace pequeño en su habitación y comienza a salir por el pasillo. Desplazándose lentamente por la escalera. Hasta haber llegando a la sala puedes percatarte de que el sofá ya esta lleno de algunos accesorios juveniles. Entonces es cuando tengo que volver a contar y recoger todo aquello. Es que si le dijeras que recogiera todo el reguero. Te respondería

Mami espera que lo haré luego.

Palabra mágica esa del “luego... que no llega. No te molestas, porque no te dijo que no lo haría. Pero tampoco uno quiere esperar, no se sabe nunca hasta cuando debe esperar uno a que aparezca aquel luegoque te menciono con una dulce sonrisa. Comienzas a recogerlo todo para borrar el reguero.

Es que me pongo a pensar en el tiempo en que yo fui joven. No se...! las cosas eran distintas, si claro....! todo cambia. Los tiempos de ayer no son como los de hoy.

Aunque yo pienso que...! claro es mi idea. Pero creo que en Cuba los jóvenes son muy distintos. Son mucho más conformes, valoran un poco más el sacrificio de sus padres. Cuidan las cosas con mucho amor.

Aquí los niños nacen con el aquello de que se lo merecen todo, sin hacer el menor sacrificio.

Tal ves es parte de mi culpa, ya que aquel sentimiento de dolor que me da haberla apartado de sus familia. Esa familia que tanto necesita en su crecimiento, para saber que no estas sola en este mundo. Es que un día la aparte de ellos para traerla a este mundo del más allá donde me encuentro. Pensando que para ella este seria un futuro mejor. Un mundo que yo creí mejor. Pero al final puede ser una hecatombe total, si no nos mantenemos alertas. Es que no puedo apartar de mi ese sentimiento de pena o de culpa que me hace, el haberla traído aquí lejos de su tierra, de sus queridas tías, abuelas, primos. Aprendiendo una nueva lengua, viviendo la soledad de estos montes. Aunque ella se a adaptado muy bien, cada día me parece más Noruega. Aunque le recalco día a día sus raíces. 

Me la traje sin que ella ni tan siquiera me lo pidiera, pero como podría haber vivido aquí tan sola sin ella. Nunca la abandonaría, la quiero con la vida, por eso le doy todos los gustos, sin pensar que tal vez le estoy haciendo un daño.

Pero es que mi madre también me dio todos los gustos y no por eso deje de valorar su esfuerzo. Mi madre es una mujer extraordinaria para mi, demasiado exigente pero muy buena. Creo que fue su exceso de exigencia que me hizo venirme a estos mundos. Quería ser yo, elegir a mis amigos por mi, no porque ella me los eligiera.

Aunque creo que las niñas son más difíciles que los chicos. Son tan variables en el humor. Sobre todo en las mañanas cuando se levantan totalmente lunáticas. Aquí todo se lo achacan a las hormonas. En cuba no hay esos problemas hormonales que hay en este país.

Que grandes contrates de los jóvenes de aquí y los jóvenes de esa Cuba de mis sueños.

Lo noto cuando llego a mi Cuba y veo a mi hija con sus primos. Ellos no necesitan mucho para reír. Son felices de vivir, sin embargo aquí en este país tan rico como dicen en la tele. Cuantos jóvenes se quitan la vida por no ser vistos, por sentirse solos, porque nadie a tenido tiempo de decirles te quiero.

Por eso le hablo a mi hija de el amor, que siga su sueños, que yo estaré para ayudarla a soñar, para indicarle y darle la mano cuando alce el vuelo.

Quiero enseñarle a mi hija sobre el ahorro. Tarea ardua la mía, todo lo gasta en un abrir y cerrar de ojos. 

Es la única que tengo, porque no darle el gusto a veces me digo. La enseño a compartir con sus amigos. Aunque muchas veces le digo. No no te puedo dar todo tu gusto, porque tienes que aprender. Un día no estaré y tendrás que valerse por ti sola. 

Que maravillosos son esos pequeños bichitos que van creciendo a tu lado, colman tu vida de alegrías y regueros prolongados. Pero que seria de mi si no le tuviera a mi lado. Te quiero, te quiero mucho mi nene. 

  • Te lo diré siempre una y otra vez 1,2,3....10 ya se acabaron los números y ahora que haré. Nada tontina te volveré a querer....!

Melba Mercedes Almeida - Azucala


Se ha producido un error en este gadget.

Con todo el cariño del mundo enciendo la llama de la esperanza..!

Una vela llena de amor y luz, donde renace la esperanza para llenar de fuerzas a todas aquellas personas que aun están luchando contra el cáncer.…! Voy a pedir también Para mi buena amiga Kirenia.* Por Elena …! La dueña del blog "Los secretos del baúl" * Por la escritora cubana Elena Tamargo.* Con la llama del amor venceremos batallas que creímos invencibles, caminaremos unidos hacia el nuevo horizonte. Y mi fuerza le dará a tu andar paciencia para creer en ti una vez más. subir imagenes También enciendo esta vela para los que quedaron en el camino y ya no están conmigo como mi padre Eugenio Almeida Bosque y mi tío Luis Guevara ...!

Melba Mercedes Almeida - Azucala copyright © Todos los derechos reservados.